LAS CLAVES OCULTAS DE LOS CAMINOS SAGRADOS A GALICIA

El camino prohibido de Santiago

En Cornualles se sitúa el Monte St. Michael, desde el que peregrinos llegados de los más remotos rincones de las islas británicas partían rumbo a Santiago. La ruta fue prohibida bajo pena de muerte por Enrique VIII.



St. Michael's Way, como así se denomina el Camino Inglés, tiene su origen en la iglesia de St. Uny, en el costero pueblo de Lenant, al norte de Cornualles. Procedentes de Gales e Irlanda, desembarcaban en ella viajeros, comerciantes y peregrinos en busca de una ruta a pie más segura que la peligrosa travesía en barco hasta St. Michael, en la rocosa costa sur.


Gracias a estos tempranos caminantes que popularizaron el trayecto, en la actualidad los 20 kilómetros que separan St. Michael de Lenant constituyen la única ruta en Gran Bretaña reconocida y señalizada como Camino de Santiago. Largamente olvidado durante siglos este recorrido medieval fue impulsado y desarrollado por el gobierno local de Cornualle una vez que el Consejo de Europa reconociera las rutas de peregrinaje hasta Santiago de Compostela como itinerarios de interés cultural, en 1987. Son muchos los enclaves de interés a lo largo del trayecto. Empezando por Lenant, la iglesia de St Uny, levantada inicialmente en el siglo XIII y modificada en el XVII. Dejando atrás el puerto, destaca la imponente estructura granítica conocida como Knil’s Steeple, dedicada a John Knill, un vecino de St. Ives que murió en 1782.



No hay comentarios:

Publicar un comentario