LAS CLAVES OCULTAS DE LOS CAMINOS SAGRADOS A GALICIA

San Lorenzo, festividad del Ara Solis

El Camino Original hasta el Fin del Mundo, la ruta antigua anterior al Camino Francés, terminaba en la noche del 9 de agosto en la Playa del Rostro, a los pies del Cabo Touriñán.
La Playa del Rostro es la más grande de toda la costa del Fin del Mundo, mide 3 Km de longitud y es también la más bella y a la vez la más peligrosa.

PLAYA DEL ROSTRO

Tras las duras etapas recorridas desde cada confín del mundo, y tras la celebración del Lughnasa del 1 de Agosto, en honor del dios Lugh y del mismo emperador Augusto, en la ciudad sagrada de Lucus Augusti, los antiguos peregrinos recibían un baño de iniciación en el océano tras quemar todas sus pertenecías.
Después, y por primera vez, se vestían con la nueva “toga civilis”.
Estos eran los últimos preparativos para la celebración de dar gracias al astro Sol que se llevaba a cabo en el Ara Solis. El altar erigido por el emperador Augusto en la costa de la Gallaecia.

El día 10 de Agosto era la celebración al astro Sol, y en recuerdo de aquella festividad hoy celebramos la festividad de San Lorenzo.

SAN LORENZO

Dice la leyenda cristiana que San Lorenzo fue uno de los siete diáconos de Roma, ciudad donde fue martirizado en el año 258. En latín su nombre significa “laurentius”, laureado.
Todas las fechas del santoral tienen una historia oculta, la original pagana enmascara por la festividad actual.

La tradición cristiana sitúa el nacimiento de Lorenzo en Huesca, en la “Hispania Tarraconensis” y en la misma ruta del "Callis Ianus" romano que conducía hasta el Ara Solis en el "Finisterre", y antecedente del actual Camino de Santiago.
Cuando en el año 257 Sixto fue nombrado Papa, Lorenzo fue ordenado diácono, y encargado de administrar los bienes de la Iglesia y del cuidado de los pobres. Por esta labor, es considerado uno de los primeros archivistas y tesoreros de la Iglesia, y es el patrón de los bibliotecarios. Un verdadero guardián del conocimiento y la sabiduría.

La leyenda dice que en tiempos de persecución a los cristianos los tesoros de la Iglesia en Roma fueron confiados a Lorenzo, y entre todos ellos se encontraba el Santo Grial (la copa usada por Jesús y los Apóstoles en la Última Cena) y que Lorenzo consiguió enviarlo a Huesca, junto a una carta y un inventario, donde fue escondido y olvidado durante siglos en un lugar sagrado en el “Callis Ianus” romano que se conoce por San Juan de la Peña.

El “alcalde” de Roma ordenó a Lorenzo que entregara las riquezas de la Iglesia y según la leyenda, Lorenzo se negó y fue quemado vivo en una parrilla en el Campo de Marte en Roma.
(La parrilla representa la planta ideal de una ciudad romana, y Felipe II mando construir el monasterio de El Escorial según esa planta ideal).

Lorenzo, santo cristiano, oculta una creencia muy antigua que aun perdura hasta nuestros días, es muy popular y conocido que el astro sol recibe el nombre del santo. Que Lorenzo es el mismo sol, conservándose hoy de forma interpuesta la pagana celebración del Ara Solis en la costa del Fin del Mundo.


Según algunos estudios, la historia de este santo sirvió para la cristianización del mismo dios sol romano. Si a la creencia que el nombre de Lorenzo encierra en sí mismo el nombre del sol unimos que en latín su nombre significa "Laureado", podremos comprender que la celebración del 10 de agosto estaba patrocinada por el mismo emperador: "El Hijo del Sol".

También el nombre de agosto es en honor del emperador, y este era el único que podía convertir a un peregrino en ciudadano, además de determinar las plantas de las ciudades construidas en su honor.
La planta de la parrilla de San Lorenzo es la propia imagen del gobierno del emperador. Felipe II actúa a imagen del emperador Augusto ordenando la misma planta para la construcción de El Escorial al arquitecto Juan de Herrera.


Peregrino, si has viajado hasta Galicia en este verano del año 2010, puedes terminar tu viaje la noche del 9 de agosto en la Playa del Rostro, el lugar donde los antiguos peregrinos "alcanzaban a ver el rostro de dios" en la magnífica puesta de sol de ese día, y así amanecer a una nueva vida dando gracias en el altar del Ara Solis en Touriñán.

Los actos que aún hoy se celebran en Cabo Finisterre por peregrinos de todo el mundo son la herencia viva del ritual original de la antigüedad.


© Carlos Sánchez-Montaña. 2010.



Para saber más sobre el camino romano de Iago:
El origen del Camino
El sendero del conocimiento
La ruta hasta el fin del mundo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada