LAS CLAVES OCULTAS DE LOS CAMINOS SAGRADOS A GALICIA

El símbolo de Venus



VIEIRA DE BRONCE - SIGLO I a.c - ARLES

El sendero romano del dios Jano se iniciaba el veinticinco de marzo. Ese era el primer día del año según la tradición, y esa noche la estrella de Venus se presenta en el horizonte del sendero de estrellas marcando la dirección hacia el lugar donde el sol se esconde.

Desde ese momento se puede realizar el viaje a occidente, entendiendo que éste debía terminar de manera que se alcanzase el destino el primero de agosto, de igual forma que en la tradición celta se debía de alcanzar, ese día del verano, los bosques de Lugdunum para celebrar el Lughnasad.

VENUS ROMANA Y SUS VENERAS

Para ello, y para realizar con alguna garantía el largo trayecto, los peregrinos antiguos solicitaban un salvoconducto que les permitía realizar el camino al Oeste con cierta protección, además de poder utilizar en algunos enclaves los albergues y cuidados hospitalarios.

Ese salvoconducto, que les protegía  en su viaje, es una concha de molusco, que según la mitología antigua representa, ya que le pertenece, a la diosa Venus.

VENUS SOBRE VIEIRA
Una concha de venera o vieira, es el símbolo del peregrino en trayecto a Galicia.
Venus la diosa protectora del peregrino además de ser la señal que indicaba en el cielo el inicio del sendero de las estrellas, por todo ello fue adoptada como el símbolo protector de los peregrinos en dirección al Oeste.

© Carlos Sánchez-Montaña 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada